El cónsul del Ecuador me atacó en Miami

emilio palacioPor Por Emilio Palacio (epalacio36@gmail.com) Telefono: 786 972-4612 El día de hoy, sábado 29 de junio, a las 11:30 de la mañana, ingresé al Aeropuerto Internacional de Miami. Fui como periodista con la intención de verificar la información de que que la esposa del presidente Rafael Correa vendría de visita a Estados Unidos.

La noticia me llamó la atención por el clima de tensión política entre los gobiernos de ambas naciones en los últimos días. Constaté en la zona de arribo internacional la presencia del cónsul general del Ecuador en Miami Eduardo Ribadeneira, acompañado de Luis Villacís, funcionario del consulado, dos o tres personas más y un par de guardaespaldas.

Pude ver que algunos periodistas tomaban fotos cuando ingresó la esposa del presidente.
Desde una prudente distancia, intenté hacer lo mismo. Entonces Ribadeneira me atacó por la espalda, arrojándose sobre mí con todo el peso de su cuerpo y tirándome al piso. Un hombre joven con aspecto de guardaespaldas se puso delante para impedirme cualquier movimiento, mientras Ribadeneira se apoderaba de mi Pad. Dos empleados del aeropuerto lo asistieron, ignorando mis reclamos. Afortunadamente un tercer empleado del aeropuerto, un hombre joven, se acercó y les sugirió que me devuelvan mi iPad. Quise entonces fotografiar a Ribadeneira que se alejaba a toda prisa, pero uno de los guardaespaldas me lo impidió dándome un golpe en el pecho. Luego se acercó un hombre alto, cuyo acento reveló que no era ecuatoriano, que me agarró para que no pudiese moverme.
Ante mis reclamos, dijo ser funcionario del Departamento de Estado. Le pedí que muestre su identificación pero no lo hizo. Como seguía maltratándome, comencé a gritar “policía” y “auxilio” varias veces. Sin embargo, nadie se acercó. Unas cincuenta personas y otros empleados del aeropuerto fueron testigos. Supongo que las cámaras del aeropuerto habrán filmado el incidente.

Comentario:

Los periodistas son agredidos dentro y fuera del Ecuador mientras sus amigos los comecheques, los narcovalijeros, los falsificadores, los plagiadores de tesis, los violadores y todos los miembros de su pandilla son protegidos como se protege cualquier mafia corrupta y asesina.

 

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte ésta página con tus amigos en tus redes favoritas:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =