No sean mal pensados

Ya regrese para llevarme lo que me faltó llevarme.
Ya regrese para llevarme lo que me faltó llevarme.

Diez años siendo parte de la revolución ciudadana, seis de ellos como vicepresidente de la república, tres viviendo como príncipe en Ginebra, y el último convertido en el activo más rentable de Alianza PAIS.

Nunca supo nada, nunca se le cruzó por la cabeza decir algo en contra del tremendo gasto fiscal, en contra del despilfarro, en contra de los abusos de todos y cada uno de los jerarcas revolucionarios. Nunca protestó al ver como las deudas externa e interna del gobierno iban creciendo desproporcionadamente.

Nunca se fijó en nimiedades, para él, lo más importante fue contar cachos y recorrer el mundo cobrando viáticos, ubicar a sus familiares más cercanos en sendos puestos burocráticos, y dedicarse a cultivar el espíritu con esoterismo y mecánica cuántica.

No quiso debatir con Guillerno Lasso sobre los graves problemas de la economía nacional, si lo hubiera hecho, al menos se hubiera enterado con anticipación de que estamos en la mismísima…. m.

Ganó las elecciones dejando un tremendo tufo a fraude electoral. No se sonrojó al dejar a los mismos causantes de la debacle economía en altísimos puestos en el gobierno. Al contrario, ahora son sus consejeros más cercanos.

Ahora nos dice, muy suelto de huesos, que la deuda asumida por su parcero Rafael Correa es de 60.000 millones de dólares, y eso sin contar otras obligaciones. Pero no pide ni al fiscal general ni al contralor general del estado ni a nadie, que empiecen a investigar y a dar con los responsables directos de haber violado la ley para enjuiciarlos.

Habla bonito, por lo poco que dice; su discurso pretende ser conciliador, convoca a los ecuatorianos a jugar la macateta, a “unirse” para salir de la grave crisis provocada por su propio partido político y por sus actuales colaboradores, que son los mismos descarados que colaboraron con Rafael Correa, y son los mismos con los que quiere superar la crisis.

Nos pide unir fuerzas, para pagar una deuda enorme que requiere de diez mil millones de dólares al año, el 10% del PIB nacional. Debemos trabajar como el burro para pagar una farra ajena. El crecimiento del país para este y los próximos cinco años, no superará el 1%.

Es decir, debemos encontrar la forma mágica de pagar una deuda sin crecimiento económico.

Los ecuatorianos, por obra y gracia de cuatro ignorantes y petulantes socialistas del siglo XXI, estamos condenados a ver cómo nuestro esfuerzo nacional desaparece en cubrir deudas irresponsables.

Para colmo, el señor que se dice “sorprendido”, y se muestra estupefacto ante el “descubrimiento” de la herencia dejada por el mejor economista de Latinoamérica y ex mejor presidente de todos los tiempos, nos presenta la proforma presupuestaria más alta de la historia republicana, y se empecina en cumplir con sus ofertas demagógicas de campaña.

¿O estamos en crisis o no la estamos? Si nos dice que estamos económicamente en la lona, ¿por qué entonces presenta una proforma tal elevada?, ¿cómo pretende financiarla si ya han dicho sus colaboradores que no habrá paquetazo económico?

Por su parte, el sátrapa causante de este monumental embrollo sigue rebuznando desde Bélgica, da lecciones de dignidad, de soberanía, y hasta de economía. Achaca el fruto de su estupidez y arrogancia a la oposición. Habla, como lo hizo durante diez años, de conspiraciones, de componendas. No quiere responder por sus acciones, no se hace cargo de sus errores y ni de sus metidas de pata.

Toda la franqueza y el supuesto distanciamiento del que quiere hacer gala Lenin Moreno, son un embuste. Después de diez años los ecuatorianos ya deberíamos haber aprendido la lección: no se puede confiar en los socialistas del siglo XXI. Todos son alacranes del mismo saco.

Nos dice el Licenciado que le apoyemos a realizar una cirugía mayor para extirpar la corrupción. Que dicho sea de paso, no está enquistada solo en el alto gobierno, está presente en todas las instancias e instituciones públicas.

Si el señor Licenciado quiere de verdad una cirugía mayor, debe confiarles esa tarea a los ecuatorianos que han denunciado desde hace años los actos de corrupción del gobierno de Rafael Correa, y que han sido perseguidos por hacerlo. Eso sería lo justo. No es solo cuestión de hablar bonito, hay que actuar acorde a lo que se dice, así podemos estar seguros y confiados de que, no nos están metiendo el dedo.

¿CORRESPONSABLES O IRRESPONSABLES?

A propósito del informe del Lcdo Lenin Moreno y como consta en las páginas del Comercio del día Sábado 29 de Julio, el lcdo manifiesta que todos los Ecuatorianos somos “corresponsables” para poder sacar al país adelante(textual).

No mi querido lcdo, en mi caso yo no tengo ninguna responsabilidad de todo lo que sucedió durante 10 años de desgobierno de su coideario Rafico el grande. ¿Que le pasa pues lcdo?, Usted me está queriendo de paso hechar la culpa de todas las huevadas que hicieron sus compinches. No amigo, usted está muy equivocado por quererme hacer responder por alguien. Con su discurso,  esta queriendo hacerme culpable de algo que yo jamás he cometido; yo no he robado nada a nadie, yo no he hecho contrataciones públicas con sobreprecios, yo no he puesto ni un solo ladrillo en las mega obras, yo no me he cogido ni un dólar del petróleo ecuatoriano, yo nunca estudie ni di clases en Yachachay, perdón digo en Yachay, yo no puse una sola gota de asfalto en sus maravillosas carreteras que de paso, le comento, ya están hecho mierda; y así, le puedo hacer acuerdo de todas las una y cien mil cagadas que hicieron y que los racionales y pensantes de este país muy bien las sabemos, sabemos cómo se las hicieron, y resulta y le repito que usted ahora me quiere hechar a mi la culpa, no señor. . . vaya no más a culpar de estas miserias a cualquier cojudo, a mi no, porque yo sí pago impuestos, yo sí me sacó la madre trabajando para mantener dignamente a mi familia, yo sí puedo darme el lujo de decir que formó parte de ese grupo de pendejos Ecuatorianos que seguimos trabajando para que otros se diviertan con nuestra plata, con nuestro trabajo y nuestro esfuerzo.

Vaya nomas a seguir buscando a los irresponsables que se volaron más de sesenta mil millones de dólares, y para que no tenga que movilizarse mucho, el principal irresponsable está en Bélgica, ahora va y viene como dueño de hacienda, y el otro, el manso Guayas riéndose y burlándose no de sus chistes y cachos flojos, sino de de la burla de diez años al pueblo Ecuatoriano.

Un saludo Lcdo de parte de un hombre responsable.

Dr. Fernando Serran

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte ésta página con tus amigos en tus redes favoritas:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =