La sociedad debe rechazar la imposición de la diversidad de géneros

Levítico 20:13 Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

Durante muchos años, algunos han tratado de volver obsoleto lo dispuesto por Dios en Levítico 20:13, claramente podemos advertir quienes y con qué objetivo. Lo que resulta absurdo; pues, siguiendo ese mismo patrón de barbaridades homosexuales, entonces también habríamos de volver aceptable el robo, el incesto, la infidelidad, la pedofilia, y otros pecados, porque vienen de la misma fuente.

No estamos claramente conscientes de la gravedad que vivimos con esta alianza entre la corrupción política y las aberraciones homosexuales, como la pedofilia, y otras de similar desgracia, esto justamente fue el motivo por el que Dios abolió, destruyó algunas naciones sin posibilidad de salvación, porque esas sociedades volvieron todo lo aberrante como bueno y aceptable.

Ahora hemos vuelto a ese caos social, moral y ético, y ésta vez igualmente será muy difícil salir de él, porque más son los corrompidos, más son los que guardan deseos enfermizos e inhumanos, y el objetivo de esta revuelta de horror es que este pecado abominable sea cultivado a la fuerza en el núcleo de la familia, quieren imponerles a nuestros hijos de que todas estas aberraciones son buenas y correctas; y entonces, será cuando Dios tampoco vea una solución en esta humanidad. Infinidad de veces, lo único que hemos hecho es gritar a Dios que fue un error el habernos creado. Pero aún quedan una que otra esperanza, aún habemos muchos que pensamos que no somos un error, y que Dios también guarda sus esperanzas en nosotros.

Es real todo lo que cita la Biblia, este hermoso libro es el reflejo de Dios y nos muestra su pensamiento, y con el transcurso del tiempo, para el pesar de muchos, se ha demostrado científicamente que el diluvio, Sodoma y Gomorra, la Torre de Babel, la misma pasión y muerte de Jesús, en fin, son todos hechos históricos y reales.

José Luis Mendoza
José Luis Mendoza

Lamentablemente mis pensamientos se limitan a describir esta realidad; y, sin la intención de pecar de pesimista, no encuentro una solución (todavía) a esta destrucción sistemática de la raza humana. Esta nueva obra del caído ha sido casi inesperada en el mundo, porque claramente sabemos que no es solo aquí, con el agravante de que ha despertado un fanatismo inusitado en el ser humano, reforzado con la corrupción en la política, ambas han unido fuerzas esta vez.

Satanás siempre nos ha vendido todo lo fácil y lo placentero, y esta vez ha pisado muy fuerte. Es algo que en lo personal me tomó de sorpresa, por supuesto, siempre estuve consciente de este movimiento y de sus permanentes intenciones, pero esta vez fue una oleada diabólica sin precedentes. Nos queda la Fé en Dios y la paz de estar de su lado, pero sí hay días que me levanto pensando que quizás hemos fallado totalmente como su obra.

Considero que a pesar de todo esto, hemos vuelto a ser motivo de decepción, si antes las cosas estaban mal, ahora están mucho peor, y repito, no sé si soy el único, pero esto me pareció muy rápido a nivel mundial, y es lo que más me ha llamado la atención, hasta hace unos meses atrás, no imaginaria que toda esta pretendida imposición de lo más abominable a ojos de Dios se pudiera lograr. En todo caso, si, me reconforta la Fé en Dios y en que si existen personas de bien.

Por José Luis Mendoza

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte ésta página con tus amigos en tus redes favoritas:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =