Grupos delincuenciales correistas se organizan para atentar en contra de la seguridad del Estado

4 grupos delincuenciales correistas se organizan para atentar en contra de la seguridad del Estado: Delincuentes con inmunidad parlamentaria; delincuentes causantes del mayor número de muertes violentas en las carreteras del País; Delincuentes que boicotean la minería e incendian propiedades del Estado, y delincuencia común unida para saquear y asaltar en turbas bajo el control de Correa! (MALANDROS INC).

Se estaban preparando. Agazapados en la oscuridad, esperando la oportunidad propicia para caotizar el País, ansiando que sus tiempos de latrocinio regresen, insistiendo permanentemente en la falsa transformación que ese gobierno plagado de vicios y venalidades provocó. Para ellos la ruina moral, económica e institucional no existe. Son zombies políticos, vacíos de pensamiento propio, repetidores de frases y consignas creadas en 520 sabatinas, clichés propagandísticos, frases acuñadas en el intento fascista por imponer sus sofismas a un pueblo ignorante. Una popularidad sostenida por propaganda de 1500 millones de dólares, para encubrir el desgobierno y los fraudes contra el Estado.

Gente repugnante que defiende toda la corrupción generada e ideada por su falso líder. Un desquiciado que quiso forzar a nuestra comunidad para adoptar las consignas del foro, del castro comunismo, de Chávez y de toda la basura del socialismo del siglo XXI.

Cuando fueron expulsados de Carondelet, Patiño y Pabón comenzaron a urdir la acción política que saben de memoria: La agitación y el caos, instigando a la ruptura bajo los preceptos legales que crearon para combatir a la oposición con la acusación de rebelión. Rodrigo Collaguazo, entrenando guerrilla; Patiño conformando frentes de insurrección callejera; Prefecta correísta tratando de defender la estupidez y obstaculizando vías con material pétreo.

Asambleístas conocidos por su fanatismo ideológico; Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga, Doris Soliz, Augusto Espinosa, Pabel Muñoz, Carlos Viteri, Wendy Vera, Marcela Holguín, Hermuy Calle (destituido) Cristobal Lloret, Estegban Melo Luis Molina (alterno), Lira Villalba. Malandros despreciables de la política listos a generar el caos ordenado desde Bélgica.

En un concierto para desestabilizar, se unieron el correísmo y sus agitadores, la dirigencia del transporte, que es el grupo de malandros que más muertes violentas causa en el País; el grupo indígena que no sabe por qué protesta, agitado por Yacu Pérez, ardido por las últimas decisiones de la Corte Constitucional, propiciando el incendio de vehículos policiales en la provincia de Bolívar y los malandros que delinquen asaltando personas en Guayaquil, esta vez asociados en turbas saqueadoras y estruchantes, corriendo por las calles como desaforados, buscando ciudadanos a quienes agredir y locales para saquear.

La delincuencia organizada en pleno, conspirando contra la Constitución, la Ley y el orden, generando caos y pérdidas. La ocasión que estaba esperando el desquiciado del ático para desquitarse de su ex-vicepresidente que decidió no encubrir sus atrocidades y tratar de resolver de alguna manera el caos económico e institucional que heredó.

Por Estuardo Melo Moreno

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *