Rafael Correa Delgado, el nuevo Al Capone del siglo XXI

correaestupido6

“Se llega más lejos con una sonrisa y una pistola, que solamente con una sonrisa.” – Al Capone

Al igual que Al Capone, Correa obtiene su formación juvenil en la miseria, el peligro, y la pobreza, en una urbe de escasas oportunidades, en donde su mejor escuela era aquella en donde se resuelven los asuntos del hampa.

Hijo de un narcotraficante de pocos escrúpulos y valores éticos, su padre fue “Rafael Correa Icaza”, un hombre de conocida trayectoria delictiva, y de quien Correa aprende a regirse desde muy joven por la ley del más fuerte, es la época en donde debe aprender a dominar o someterse, sin replicar ni protestar, es allí en ese medio en donde recibió las primeras herida sicológicas, éticas y morales, que lo dejaron marcado de por vida.

Correa se muestra como un hombre desalmado, bromista, dicharachero, autoritario, dominante y de pocas pulgas, se irrita fácilmente, es muy violento, y ya cuenta en su historial con varias agresiones físicas, incluyendo una a su propio padre. Sus escasos valores éticos y morales lo han llevado a ganar lo que fuera que este interesado, a como de lugar.

En las ultimas revelaciones dadas en el documental “Rafael Correa: Retrato de un padre de la patria.” comenta Alexander Duque, el exguerrillero de las FARC que sirvió de medio para la entrega del dinero aportado por las FARC a la campaña de Correa, que habían conspirado para poner cocaína a los cargamentos de banano de Álvaro Novoa, candidato contendiente en las elecciones del 2006, con la finalidad de desacreditarlo y ganarle las elecciones, mientras Correa conseguía que su contendiente sea entonces acusado como un vulgar narcotraficante, y que pague una culpa que no tiene.

Para Correa, convertir a un inocente en un criminal, eso no es ningún problema. Así pasó también en el caso del Diario El Universo, el juicio contra Emilio Palacio, contra los dueños del Diario El Universo, al Coronel Carrión lo declaro un magnicida, por que le dio la gana y punto. La señora que le mostró el dedo, fue perseguida por tantos departamentos de estado como se pudo. Los Asambleistas Nacionales miembros de la oposición han puesto su propia vida en peligro, por la persecución y atentados liderados y dirigidos en su contra, por los animales y sicarios de su movimiento Alianza PAIS. Y por su violencia e irreflexión, atacaron un hospital lleno de civiles y gente inocente, y en sus alrededores murieron muchas personas el nefasto día del 30 de Septiembre. En Ecuador vemos también como persigue a tanta gente inocente en esas estupidas sabatinas, ciudadanos ecuatorianos que, por estar opuestos a su régimen dictatorial y corrupto, o por haber hecho denuncias de actos de corrupción, los persigue sin descanso,manipulando las leyes y la justicia, para enjuiciarlos aun de terroristas si es necesario, con tal de ganar sus batallas personales.

Estos hechos demuestran el escaso nivel de valores éticos y morales demostrados por Correa, no digamos el hecho mismo de haber aceptado dineros de uno de los grupos más delictivos y más peligrosos del planeta, como es la guerrilla narcotraficante “FARC” de Colombia.

Correa, al igual que Al Capone, cuenta con la simpatía y el respaldo de muchas personas. De hecho, Al Capone con solo 30 años de edad, fue nombrado el hombre más importante del año en 1929, junto con otras personalidades de la importancia de Albert Einstein y Mahatma Gandhi. Correa igualmente que Al Capone, camufla su vestidura de lobo, con otra de oveja, apelando constantemente al populismo mas ignorante que se deja llevar fácilmente por sus fantasías, sus chistes y canciones. Todo esto, mientras riega limosnas de generosidad fingida, (de un bolsillo que no es el suyo sino del estado por supuesto), para dar a los mas pobres y necesitados, convirtiéndolos en dependientes del estado, y no de sus capacidades.

Correa llega al poder de la mano de la democracia, pero ejerce el poder con la vara de un tirano corrupto y despiadado.

Lo que hizo Rafael Correa al proyectar la fotografía del periodista Gustavo Cortez, para que el pueblo ecuatoriano identifique a un “personaje siniestro”, -como lo dijo-, es propio del jefe de una pandilla de garroteros, y no de un jefe de Estado. No es de cualquier jefe pandillero, sino de aquellos que son tan cobardes que esperan que alguna turba anónima haga el trabajo sucio que ansia ardorosamente.

Correa, haciendo uso “fraudulento” del poder que ejerce como Primer Mandatario, ordenó durante el enlace sabatino que se presente la imagen de Cortez en cadena nacional, porque, según su criterio, es la mente que está detrás las denuncias publicadas en su contra, del diario en el que trabaja Cortez y que, según él, han afectado “la buena honra” de funcionarios que gozan de su afecto, refiriéndose a su primo Pedro Delgado, quien poco tiempo después estaría envuelto en una gran escándalo de un crédito de $800,000 USD, otorgado sin garantías a un argentino (Gastón Duzac) y parece ser que ni siquiera tiene un titulo de economista como han venido afirmando tanto Correa como Delgado, mintiendo a toda la nación como es su costumbre.

Correa no demostró en ningún momento que las denuncias publicadas por El Universo hayan sido falsas, pero si en cambio, hizo que la imagen de Cortez sea transmitida a cientos de miles de personas, bajo la acusación “personalísima”, de que se trata de un sujeto al que hay que etiquetar como “miserable”.

Que se lo identifique bien, -dijo Correa-, “que la gente lo vea para que cuando se cruce en la calle sepa qué clase de enemigo público tiene por delante, para que se lo reconozca, para que se lo someta al escarnio público e incluso para que si alguien se encuentre con él haga justicia por mano propia”, ese fue, palabras más palabras menos, el mensaje de quien, como funcionario, tiene la obligación legal y moral de precautelar la seguridad física de quienes le han encargado el poder, y entre los cuales está el propio Cortez como un ciudadano ecuatoriano.

Lo hecho por Correa es abiertamente inmoral y falto de ética, si no califica también como un acto delincuencial. Un Jefe de Estado no tiene derecho a hacer de sus impulsos y traumas personales un acto de estado.

Todos estos personajes violentos, tienen destinos que son también muy violentos. Después de transcurrida una vida llena de crímenes, violencia, robos, desfalcos, y mas, Al Capone muere el 25 de enero de 1947 en Miami, pocos días después de haber cumplido apenas sus 48 años de edad. Correa por su parte, fue capas de gritar desaforadamente a un regimiento de policías sublevados, “que le peguen un tiro en el pecho”, mientras se desgarraba valientemente su camisa.

La historia cuenta que estos personajes violentos, tarde o temprano, se topan con alguien que tiene muy pocos escrúpulos, y que son mas violentos que ellos, quienes son los que ultimadamente les toman las cuentas, y así terminan sus días estos sádicos y malvados personajes.

Esperemos a ver cual es el desenlace de los actos de Correa, por lo pronto, Ecuador vive ahora la peor época de su historia, bajo el mando de un hombre que fácilmente se asocio al crimen organizado, por la sola intención de llegar al poder, a costa de lo que fuera.

El poder del tirano llega hasta donde el cobarde lo permite.

Correa: Retrato de un padre de la patria

Este video ha sido bloqueado innumerables veces en YouTube.
Descarguelo aqui, escoja el formato de su preferencia: ZIP, RAR, WMV, AVI

http://www.youtube.com/watch?v=ovXGz-sqgMc

Referencias:

http://rafaelcorreacontraeluniverso.eluniverso.com/

 

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *