UN CASO DE DEFENSA PERSONAL Y SEGURIDAD MUNDIAL

Las enfermedades psicológicas, psicopatías y problemas de genero y sexualidad, sea cuales fueran ellas, son ultra peligrosas para toda la humanidad. Pocos, muy pocos reflexionan serenamente sobre el poder sobrenatural de Satanás, este ser que controla este mundo y lo conduce al caos inminente, como ya lo hemos visto en todas partes en este planeta: guerras, cambio climático, destrucción del subsuelo y del medio ambiente, contaminación de las aguas, destrucción de la familia, guerra satánica entre géneros, homosexualismo, lesbianismo, transgenero, travestismo, pedofilia, bestialismo, crímenes, manías, cinismo y psicopatías, etc. El ataque brutal de este ser no es solamente los invertidos sino toda maldad y bestialidad en este mundo, a lo cual Dios nos previene desde el principio de nuestra civilización pidiéndonos que no seamos suaves ni indulgentes con ellos sino que los eliminemos de la sociedad con la misma crueldad que ellos ya han demostrado al mundo. Y se va mas allá aun, diciendo a los que se preocupan por tal pedido que viene del cielo, que no sera considerado ni un pecado ni un crimen defenderse de ellos, sino que su sangre correrá sobre ellos mismos.

Levítico 20:13
Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

De la misma manera que la sociedad ecuatoriana vive el “síndrome del cuentero maricón“, mediante el cual la gente que parece ser normal se aferra sin embargo psicologicamente a seguir, respaldar, proteger y defender a un cuentero ultra psicópata, ladrón, sinvergüenza y maricón, como lo es RCD, así también es una mera cuestión de decisión personal el homosexualismo. Gente que defiende todo lo opuesto a lo natural. Porque si alguno defiende que sea natural que un ladrón psicópata criminal ladrón y traidor a la patria sea según ellos “el mejor presidente que ha tenido el Ecuador”, por que entonces debería asombrarnos y sorprendernos que también haya gente que defiende que el homoexualismo sea normal. Ellos aceptan, defienden y protegen todo aquello que no es natural, todo lo que para otros es completamente anormal: como la homosexualidad, el lesbianismo, la pedofilia, la bestialidad, el transgénero, el travestismo, el sadismo, el fetichismo, etc.

Los desviados de todo lo que es normal existen, abundan, y no son solo aquellos que defienden el homosexualismo sino que defienden cualquier cosa contraria a lo normal, sea en la ciencia, en la política, en la religión, en el deporte, en la vida misma. Estos seres se clasifican como “invertidos”, cada uno en su propio género. Y muchos de ellos, en varios géneros.

https://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad

Lectura recomendada:

Sobre la diversidad de género
http://lavozdeguayaquil.com/sobre-la-diversidad-de-genero/

¿Si te gusta o estas de acuerdo? Comparte con tus amigos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *